10 consejos para fomentar la creatividad en los niños

wpid-IMG_0278.jpg

La creatividad es una de las capacidades más extraordinarias del ser humano porque permite crear algo nuevo y nos ayuda a buscar mejores soluciones a los problemas, a ser más resolutivos.

Para potenciar esta capacidad en los niños, lo principal es enseñarles a lograr sus objetivos por sí solos. Hay que motivarles y darles las claves para que ellos lleguen a la meta. Así se consigue que los menudos de la casa sean más independientes y autosuficientes.

También es fundamental la adquisición de conocimientos. Para ello, es necesario que estudien y conozcan las diferentes materias que se imparten en el colegio, desde Lengua hasta Matemáticas. Pero el trabajo no solo se queda en el cole, en casa también se pueden hacer cosas para potenciar su creatividad.

¿Quieres que tus hijos sean más creativos? Aquí te damos unas pistas para lograrlo.

1. Fomenta el diálogo con los niños. Con esto consiguen enriquecer el lenguaje y el vocabulario de los más pequeños. Dedícales un tiempo en el que solo estéis tu hijo y tú y… ¡hablad! Escucha cuantos dragones mató en el parque, o cómo hizo tartas con barro y hojas.

2. Motiva a los hijos a pensar y, sobre todo ¡a que quieran hacerlo! Déjales que pregunten, hazles que sientan curiosidad por lo que les rodea. Un buen ejemplo es preguntarles como harían ellos algo que tú estás haciendo. ¡Verás como te sorprenden!

3. Enséñale a tomar decisiones. Cuando escoges una opción, descartas otra. Llévalo contigo cuando vayas al supermercado y déja que él mismo elija la fruta que quiere para la merienda.

4. Atiende a sus por qués. Esa pregunta tan frecuente de los niños es una manera más de aprender y, por supuesto, de hacerles más creativos. ¡No te desesperes y ayudales a entender lo que pasa a su alrededor!

5. Haz que asocien el aprendizaje como algo divertido, no como una carga pesada llena de presiones. ¡Que aprendan disfrutando! Nada de castigos porque hayan fallado en sus ejercicios. Aquí la lección que se muestra es que también se aprende de los errores y que el esfuerzo puesto no ha caído en un saco roto.

6. Fomenta la lectura y controlar el uso de la televisión. Esto se inculca desde que son pequeños con libros interesantes y adaptados a su edad. ¡Hay que demostrarles que leer es divertido!

7. ¡Los niños necesitan jugar! Los juegos, aparte de ser divertidos, son necesarios. En ellos los niños dedican su tiempo libre (sin actividades extraescolares asfixiantes) a crear. Inventan historias y nuevos juegos para divertirse y sociabilizarse con sus amigos. Desde las expediciones para los aventureros hasta para los deportistas con los juegos de pelota ¡Todo vale!

8. Fomenta la observación. Llévate a tus hijos a dar un paseo por el bosque o por el campo y que te cuenten qué es lo que ven, qué oyen, qué huelen. Haz excursiones con tu hijo, ¡aprovecha los fines de semana y rompe tú también con la rutina!

9. Enséñale a clasificar. Ahora te toca a ti proponer un juego. Juega con tu hijo a clasificar botones por colores o a ordenar los tarros de la despensa por su tamaño. Esto que es tan sencillo le ayudará a que su creatividad aumente.

10. Muéstrale que los actos tienen consecuencias. Enseñarles a ver lo bueno y lo malo de cada elección. Los pequeños tienen que aprender a equivocarse y, sobre todo, ¡a volverse a levantar!

¿Cómo fomentas tú la creatividad en tus hijos? ¿Has aplicado alguno de estos puntos?