Aumento del 40% en el consumo de calefacción en la CV

wpid-estufadeleña.jpg

La ola de frío que en las últimas semanas ha asolado la Comunidad Valenciana -y el resto de España- ha propiciado un aumento de un 40,08 por ciento en el consumo de calefacción, según los datos facilitados por la plataforma Momit.

Esta subida se sitúa por encima del incremento a nivel nacional, que alcanzó el 38,7 por ciento. De acuerdo con estos datos, la actividad de las calderas se incrementó en más de dos horas de lo que venía siendo habitual en el invierno, hasta mantenerse encendida la calefacción una media de 7,3 horas al día.

Los datos han sido hecho públicos este martes por la plataforma momit, que se dedica a la creación de dispositivos inteligentes para reducir el consumo energético y la producción de Co2, entre los más de 800 que tienen situados en hogares de todas las comunidades autónomas españolas.

IMPORTANTE AUMENTO DESDE EL 2 DE FEBRERO

Concretamento en la Comunidad Valenciana, de acuerdo con una muestra «significativa» de hogares ubicados en Valencia, Alicante, Elda, Castalla, Alcoy, Benicásim, Benidorm, Castellón, Cullera, Petrer, Borriol, o Tavernes, entre otras localidades, se ha registrado un «importante aumento» del uso de la calefacción desde el pasado día 2 de febrero, momento en el que disminuyó drásticamente la temperatura exterior.

A NIVEL NACIONAL

Ya a nivel nacional, los más frioleros o los que más han apostado por el confort del hogar han sido los aragoneses, con un 52,62 por ciento de incremento, seguidos por los castellanomanchegos (46,8 más de consumo) y por los madrileños y los valencianos (ambos con un aumento de más del 40 por ciento).

Los que más horas han tenido la calefacción encendida de toda España son los castellanomanchegos (7,46 horas diarias) y los valencianos (7,3 horas diarias). Esta autonomía ha superado la media de aumento en el consumo de calefacción en España, que se ha situado en un 38,7 por ciento, pasando de 4,5 horas de caldera encendida diaria a 6,24 por ciento para enfrentarse a una temperatura media exterior de casi 4 grados de descenso.