Fogueres, Bien Interés Cultural Inmaterial

wpid-1024px-Hogueras_2009_Florida_Portazgo.jpg

El Pleno del Consell ha aprobado el decreto por el que se declara Bien de Interés Cultural Inmaterial (BIC), Les Fogueres de Sant Joan, «una de las más preciadas señas de identidad» de Alicante.

Así lo ha anunciado este viernes las portavoz del Gobierno valenciano, Maria José Català, en la rueda de prensa posterior al Pleno del Consell, en la que ha destacado que se trata del primer Bien de Interés Cultural Inmaterial declarado en la ciudad de Alicante.

A la Generalitat corresponderá velar por el desarrollo y pervivencia de esta manifestación cultural, cuya gestión ostentará la Federació de Fogueres de Sant Joan d’Alacant. Esta expresión de cultura popular, celebrada entre los días 20 y 24 de junio, es, a su vez, «el mayor fenómeno asociativo de Alicante», con una estructura organizativa sólida elaborada alrededor de las distintas comisiones de fogueres y comisiones de barraques, unidas ambas en un espacio común, el distrito.

Las primeras referencias a la celebración de estas fiestas en Alicante se remontan al siglo XIX, aunque tienen su origen remoto en las celebraciones precristianas en torno al solsticio de verano, reconvertidas más tarde en fiestas en honor a San Juan Bautista.

ELEMENTOS DISTINTIVOS

El decreto recoge, a su vez, una serie de elementos distintivos que forman parte del patrimonio cultural propio de estas celebraciones, entre los que cabe destacar las hogueras, como monumentos artísticos efímeros que combinan arquitectura, escultura y pintura, y que dieron lugar a la aparición del oficio de artista de hoguera, hoy agrupados en el Gremio de Artistas de Hogueras.

Otro de los aspectos que destaca el decreto es el entramado asociativo formado por las comisiones de hogueras y barracas y agrupadas en la Federació de les Fogueres de Sant Joan. Estas asociaciones, con sede en el denominado racó, eligen anualmente una serie de cargos representativos, las Bellezas y Damas de Honor. El máximo exponente de estos cargos representativos en la fiesta es la figura de la Bellesa del Foc.

Dos elementos distintivos más de estas fiestas alicantinas son el patrimonio literario y el patrimonio musical. Del literario forman parte, además de los llibrets editados por las comisiones, la revista Festa y la revista Fogueres, así como las obras teatrales propias del Teatre Foguerer, que cuenta actualmente con un certamen propio.

Asimismo el patrimonio musical está representado por la multitud de collas de dolçaines y tabals y, sobre todo, de bandas de música, cuya importancia se demuestra por la existencia de un desfile ex profeso para estas agrupaciones: la Entrada de Bandas.

Otros aspectos específicos de Les Fogueres de Sant Joan son la indumentaria propia de la fiesta, la importancia de la pirotécnia y el esfuerzo de conservación del legado cultural a través del Museu de Fogueres y del Archivo Municipal.