El rosco de 1,3 millones ya es de Paz

Paz-opciones-utilizar_MDSIMA20140527_0214_1

Se intuía que estaba cerca. Tras dos etapas en ‘Pasapalabra’, 141 programas a sus espaldas, 13 roscos de 24 aciertos cada uno y más de treinta minutos de oro en la televisión, hoy ha llegado el día. Paz Herrera ha conseguido cumplir su objetivo y completar el rosco de 1.310.000 euros del popular concurso de conocimientos de Telecinco. Es el tercer rosco más alto del concurso, y Paz ya se había quedado cerca en muchas ocasiones.

«Vivir muy tranquila lo que me queda de vida laboral porque el futuro está muy incierto, las cosas están como están. Y luego claro, lo que decía este compañero de ayer o antes de ayer, de asegurar la pensión de sus padres. A los míos que son muy mayores también les vendría muy bien un plus en su pensión. Tengo tres sobrinas que tienen que estudiar, son buenas estudiantes, para que no sea por falta de dinero, para que estudien lo que quieren, dónde quieran y como quieran. Eso es lo básico. Deudas no tengo, pero igual ya me endeudaba y me compraba una casa y de todo… «. Todo esto es lo que Paz Herrara tiene pensado hacer con su 1,3 millones de euros.

Dos opciones para utilizar en la ‘S’

Le faltaba la ‘S’ para completar el rosco: Apellido del autor o compositor de la obra ‘El concierto de los animales’ de 1886. Faltaban siete segundos. Comentaba Paz para quitarse los nervios que creía tener la respuesta, «¡Qué no va a ser al final! Pero bueno nos lo pasamos bien comentándolo». Paz ha contestado: «Saint-Saens». Silencio en el plató y… «¡Correcto!», el grito de Christian Gálvez ha dado paso a los saltos, la alegría y las felicitaciones.

Emocionada, la concursante -una de las más queridas por la audiencia de todos los que han pasado por el programa-, ha recibido la llamada telefónica de sus sobrinas y de su padre. El desenlace feliz para una concursante que ha hecho historia en el televisión.

Be the first to comment on "El rosco de 1,3 millones ya es de Paz"

Leave a comment

Your email address will not be published.

*