Se agrava la pobreza energética

Se agrava la pobreza energéticaSe agrava la pobreza energética

Se agrava la pobreza energética. La bajada de las temperaturas, el encarecimiento de los precios de la energía, la antigüedad del parque de viviendas y la reducción de los ingresos, ayudas y subsidios, agravan alarmantemente la pobreza energética.Todavía son muchos los hogares en nuestro país que no pueden mantener su casa en condiciones adecuadas de temperatura durante el invierno. Estas familias se enfrentan a la denominada ‘pobreza energética’, es decir, la incapacidad de un hogar de satisfacer una cantidad mínima de servicios de la energía para sus necesidades básicas, como mantener la vivienda en unas condiciones de climatización adecuadas para la salud (18 a 20º C en invierno y 25º C en verano).

Entre las causas del agravamiento de la pobreza energética se encuentran la disminución de ingresos del hogar (relacionado directamente con factores como el desempleo), el encarecimiento de los precios de la energía, la antigüedad del parque de viviendas y la disminución de ayudas y subvenciones. Ahora, con la bajada de las temperaturas, se complica aún más esta situación y su impacto en la salud de las personas ya que el frío y la humedad permanente en un hogar pueden llevar a serios problemas respiratorios como asma, bronquitis, etc. Tosdo por la pobreza energética. Además, estas condiciones constituyen una de las causas del aumento de la mortalidad causada por enfermedades cardiovasculares y respiratorias entre personas mayores de 60 años durante los meses de invierno.

Según el Boletín de la Vulnerabilidad Social, el 41,4% de los hogares atendidos por Cruz Roja no puede mantener una vivienda con una temperatura adecuada en los meses fríos. Y, del 22% de las personas atendidas que señalan problemas para sufragar gastos de la vivienda, un 42,2% señala no poder pagar el alquiler, y el 14,8% no hace frente al pago de la hipoteca desde hace algún tiempo.

Programas de emergencia social en Valencia

Para hacer frente a esta situación, Cruz Roja Española desarrolla diversos programas de emergencia social que se dirigen a la cobertura de las necesidades básicas y al apoyo a las familias para afrontar las situaciones más graves a las que se ven sometidas. Durante 2015 en la provincia de Valencia, Cruz Roja proporcionó 846 ayudas para el pago de luz, agua o gas. Concretamente se abonaron facturas de electricidad a 463 hogares, se pagaron recibos de agua a 332 familias y se ayudó con el pago del gas a otras 51. Junto a este tipo de asistencias destacan también las prestaciones de vestuario y ropa de abrigo, donde se han efectuado 1.354 entregas a 561 personas.

Además de estas ayudas, Cruz Roja Española es entidad colaboradora del Instituto Valenciano de Competitividad Empresarial (IVACE) en la gestión de ayudas económicas para combatir la pobreza energética. Esta ayuda consiste en una concesión de los denominados “cheques energéticos sociales de la Comunitat Valenciana”, por importe de 100 euros, para aquellas personas en dificultad social. Durante el 2015, más de 660 personas se han beneficiado en la Comunitat, 290 de ellas en la provincia de Valencia.

Por último, y dentro de los proyectos de atención a personas sin hogar o en situación de infravivienda, destacan otras medidas de carácter asistencial como el reparto de mantas, estufas o kits de higiene.

Asesoramiento individualizado

Cruz Roja Española ofrece asesoramiento individualizado a las personas que sufren la pobreza energética. Concretamente realiza una labor de mediación con las empresas de suministros, orienta sobre los servicios contratados, pago de facturas y consejos sobre consumo responsable y ahorro energético.

Así mismo, resulta fundamental la sensibilización de toda la sociedad. Consumimos energía casi sin darnos cuenta. En nuestro día a día estamos rodeados de aparatos eléctricos como el ordenador, las lámparas, el televisor, el cargador de móvil…. Por ello puede resultar de gran utilidad seguir sencillos consejos que contribuirán a reducir el gasto en nuestras facturas de luz y agua.

Consejos para el ahorro energético

Instala termostatos para regular la temperatura de tu hogar (entre 19 y 22 grados es suficiente, si te ausentas en casa durante horas baja a 15 grados). Bajar un grado la calefacción o subir un grado la temperatura del aire acondicionado ahorra un 8% de energía. Opta siempre que te sea posible por medidas que no consuman energía como ponerte un jersey. No dejes que se escape el calor (cierra puertas y ventanas), por la noche baja las persianas, evitarás importantes pérdidas de calor.

Para ahorrar luz, aprovecha al máximo la iluminación natural del sol, es gratuita y no contamina. Sustituye bombillas normales por otras de bajo consumo y mantenlas limpias para que iluminen al máximo. Y no apagues los fluorescentes si los van a volver a encender en breve.

Con los electrodomésticos: ajusta el termostato del frigorífico y abre la puerta del frigo lo menos posible, ciérrala con rapidez. Aprovecha al máximo la carga de ropa de la lavadora, utiliza, además, lo máximo que puedas programas con baja temperatura y aprovecha al máximo la capacidad del horno cocinando a la vez el mayor número posible de alimentos.

Be the first to comment on "Se agrava la pobreza energética"

Leave a comment

Your email address will not be published.

*